Buscar este blog

viernes, 4 de noviembre de 2016

Civilización virtual

Encontré este articulo que escribí para el boletín mensual de una empresa en la que trabajaba.

Me las di de columnista XD.

Civilización virtual


Estuve leyendo unos artículos sobre la complejidad del almacenamiento y la conservación de toda la información digital generada desde 1949, donde se empezaron a almacenar los primeros datos en cintas magnéticas. Desde allí, a la fecha, la cantidad de datos generados, ya es imposible de calcular, solo la Internet ya supera los 3 Zettabytes, (un Zettabyte es un millón de millones de Gigabytes), y para el 2020 llegara a los 32 Zetabytes, todo esto sin considerar toda la información en medios de almacenamiento de todo tipo.


3 Zettabyte [ZB]   =   3,298,534,883,328 Gigabyte [GB]


La pregunta es: ¿Qué pasa con toda esa información que va quedando obsoleta?, diskettes, cintas magnéticas, discos duros, CD, DVD, pendrives, etc. con documentos, fotos, videos, porno….,
Tenemos la tendencia a crear medios de almacenamiento frágiles y desecharlos al poco tiempo, quedando obsoletos y sin posibilidades de rescatar esa información.

El gran desafío para los historiadores del futuro, va a ser digital, o arqueología digital,  ya que en 500 o 1000 años más, se van a encontrar con estos artefactos y servidores que hoy ocupamos para guardar nuestras vidas, pero no podrán acceder a ellos, o por que no existen nada que los pueda leer o por que los datos están dañados por la fragilidad de los mismos medios de almacenamiento. Nuestros perfiles en Internet estarán obsoletos y tan raros como una página web hecha en HTML, http://www2.warnerbros.com/spacejam/movie/jam.htm, como ejemplo, y los estándares de esa época ya no soportaran estos formatos anticuados.

Estamos creando una vida digital, la cual es tan frágil como las fotos de tu cámara de 14.2 Mpx y los archivos en tu disco duro portátil y tu celular.

A diferencia de nuestros padres, ya no contamos con muchos registros físicos de nuestro paso por este mundo y la huella que estamos dejando puede desaparecer sin dejar rastro de nuestra existencia.

Somos nuestro legado, no importa lo que seamos ahora, seremos lo que se pueda saber de nosotros en el futuro.


Este articulo fue publicado en el boletin de abril de 2013 de Soleduc Capacitacion Ltda.
Publicar un comentario